Por qué verla?
Porque es una de las mejores producciones paraguayas de la década, porque exhibe las vulgaridades que estructuran los hábitos de las elites paquetas y porque concluye con un mensaje tan sencillo como potente: hace falta oír a muchas personas para escucharnos a nosotros mismos. Solo así sería posible dar ese paso que nos permite recuperar el control de nuestras vidas. 

La película nos presenta a dos compañeras de vida en una situación apremiante. La Chela tiene problemas financieros y tiene que vender todo lo que no es fundamental en el caserón que heredó: prácticamente lo que estructuró el sentido de su vida. La Chiquita, quien toma las decisiones en la pareja, afronta un cargo penal por estafa y transitará unos meses de condena en la cárcel. Ese tiempo le será suficiente a la Chela para empoderarse transportando sin licencia a las ricas que formaban parte de su círculo social.

“Atravete, esa es una religión que muy pocas profesan”, dice una personaje fundamental para dejar traslucir una estética LGBTIQ al universo de LAS HEREDERAS, donde la tonada paraguaya acompaña a los colores cargados de sudor y el sutil juego de sombras propuesto por el director Marcelo Martinessi. En su primer largometraje, escogió un casting compuesto exclusivamente por identidades femeninas para crear una obra donde confluyen el humor guaraní, una mirada ácida de los roles de clase y las prisiones simbólicas a las que debemos sublevarnos. 

Festivales:

2018: Festival Internacional de Cine de Berlín
2018: Festival de San Sebastián
2018: Festival de Cine de Lima.

Publicado por CAZAPELIS Fernando

Tu cine recomendado por el CAZAPELIS Fernando Brovelli